viernes, 24 de junio de 2011

Yo creí que nunca más iba a entregarle el alma a alguien*
pero te haz convertido en mi DEPENDENCIA
Eres mas que una droga y peor que una necesidad
Eres mi vida

1 comentario:

ANTONIO M. dijo...

Nunca hay que perder la esperanza. Enhorabuena, me alegra cuando veo que la gente es feliz. Un abrazo. :)